jueves, 7 de noviembre de 2013

Vuelta a Europa

Dos meses hace ya desde que volví de Corea. Dos meses y ayer en el supermercado se me escapo un “Anyo” (아니요), "no" en coreano. Un año en Corea me ha cambiado, he crecido en todos los sentidos y sobretodo he abierto fronteras mentales.
Cuando volví a Espana tenía la sensación de que estaba allí solo de paso, que en realidad sí que estaba de paso (ahora estoy en Alemania), pero creía que volvería a mi vida seulita pronto, a salir con mis amigos de allí, a tomar picante todos los días, beber soju más de lo debido o a cantar en un noraebang. Es alucinante lo rápido que ha paso un año en Corea.
A continuación os dejo algunas preguntas que me suelen hacer sobre mi año Corea.

¿Qué tal ha sido la experiencia de pasar un año en Corea?
Hay tantas cosas que aún quiero contar sobre Corea. Cada vez que me preguntan esto me faltan palabras para describirlo. Lo definiría como que cada día era diferente. Salir a la calle suponía un descubrimiento nuevo cada día, una anécdota divertida. Conocía a gente todos los días, o quedaba con amigos todos los días, y lo que he aprendido de ellos no se podría medir de ninguna manera posible. Además he hecho cosas de las que no me hubiese creído capaz de hacer y me han surgido oportunidades increíbles que en la vida se me presentarían en España.

¿Qué echas de menos de Corea?
Infinidad de cosas, pero sobretodo:
- Mis amigos. Tanto los coreanos como los extranjeros de todo el mundo que conocí allí.


La razón por la que llegué y la razón por la que me quedé
 

- La comida: el picante, mi querido kimchi, mandu, el soju, la barbacoa coreana, Samgyeopsal (en coreano: 삼겹살)…




- No solo la comida, también el hecho de poder comer en un restaurante con mis amigos, pasar un buen rato y no pagar mucho.


- La amabilidad coreana, las sonrisas que recibía al usar el poco coreano que sé .

- Las posibilidades de ocio a bajo coste: noraebang (karaoke), partidos de béisbol, palacios, viajes gratis para estudiantes extranjeros. También hay que tener en cuenta que vivía en Seúl, una de las ciudades más grandes del mundo, quizás en otras ciudades de Corea la oferta no sea tan amplia, pero sí que puede ser más barato.
Noraebang
 

Coming of Age Ceremony


- La vida que hay en la calle. 

- El ser diferente. La curiosidad que tiene la gente por saber algo más de mi país me permitió descubrir otras culturas y gente de países que ni siquiera había escuchado hablar antes.
- El metro de Seúl: rápido, limpio y barato. Ahora vivo en una ciudad más pequeña y tardo más en llegar a los sitios. Canción muy chorra sobre el metro de Seúl:



¿Pero de verdad es tan alucinante vivir allí, no hay nada que no te guste?
Por supuesto que hay cosas que no me gustan:
-La obsesión por el tener. En Europa estudiamos en la universidad no solo para conseguir un trabajo bien remunerado, sino que también para poder vivir de aquello que nos gusta. Nuestros padres quieren que tengamos una educación y que no seamos ignorantes. Estando en Corea me dio la sensación que lo que les inculcan desde pequeños es que tienen que estudiar duro y conseguir un trabajo en una empresa grande e importante para poder ganar mucho dinero y ser una persona de éxito. Una señora coreana me dijo una vez que en Corea se vive muy bien si tienes mucho dinero. No estoy para nada de acuerdo, aunque he de decir que me volví más consumista estando allí.
-La apariencia. No me preocupe más de lo que haría en Europa sobre cómo vestir, pero no me gusta el hecho de que su ideal de belleza sea el occidental y que se operen tanto.
-Que esté tan lejos de España.
-Los supermercados. Ir al supermercado en Corea sale bastante caro, sobre todo si piensas cocinar comida occidental.
-La infinidad de normas. A veces estresa no saber cómo comportarse, aunque todo es observar y aprender.

¿Qué hiciste en verano en Corea?
Principalmente hice dos cosas: estuve de prácticas y quede con amigos. En junio, estuve de prácticas en la universidad en la que estudié durante el año, y en agosto en una empresa. Fue difícil lo de encontrar una empresa, sobretodo porque mi nivel de coreano no es muy bueno.

¿Te hubieses quedado más tiempo?
Me volví porque me caducaba el visado de 13 meses a los 15 días. Yo creo que sí me podría haber quedado durante más tiempo, estaba bien allí. Por otro lado, empezaba a echar de menos la cultura occidental, en la que no hay tantas normas que seguir. Cuando volví a España en Navidad no tenía ni pizca de ganas de volver, pero cuando volví a finales de agosto sí tenía ganas de estar de vuelta en Europa, eso sí, hubiese preferido que fuese solo de visita.

¿Volverás?
No me importaría. Encontrar trabajo allí es bastante complicado si no se habla coreano perfectamente. Además el sistema de encontrar trabajo es totalmente diferente al que estamos acostumbrados en Europa. Tienen que emplear semanas o meses a estudiar el sector, la empresa y como hacer el currículum para cada empresa, todo ello solo para conseguir para una entrevista. Además en la mayoría de empresas tienes que hacer exámenes de todo tipo para poder entrar. ¿Por qué? Pues porque más del 70 % de los jóvenes estudia en la universidad (fuente) y hace que haya mucha competencia en el mercado laboral.
Si pudiese volver a trabajar allí lo haría ahora mismo, pero si es imposible no creo que tarde mucho en ir como turista.

¿No es complicado salir con un coreano? ¿No son demasiado diferentes?
Hay cosas que son universales y cada persona es un mundo, pero sí que a veces el coque cultural hace presencia.

¿Qué haces ahora mismo?
Estoy finalizando mis estudios en Alemania con una beca Erasmus.

Ha sido sin duda el mejor año de mi vida de todas las maneras posibles, me han faltado pocas cosas por hacer. Animo a todo el mundo a que vaya a descubrir Corea, ese país del que poco se sabe.

lunes, 8 de julio de 2013

Paloma en Hong Kong

Estando en Corea hay que aprovechar para conocer otros países de Asia. El semestre pasado hice una escapada a Japón (click aquí), y este semestre quería ir a China, pero con las complicaciones del visado me decanté por Hong Kong.
Mi primera impresión al salir de la estación de metro no fue tan buena como me esperaba. Me pareció una ciudad algo caótica y sucia, y además hacía mucha humedad y calor. Pero esa impresión duro poco en mi memoria!
La primera noche salimos por el Soho Hongkonés. En esta zona hay bares, restaurantes de todos los países, gente joven (la gran mayoría extranjeros) y algún que otro personaje demostrando sus habilidades artísticas. Cenamos en un tailandés riquísimo. 
 
Alucinante como esta San Miguel en todas partes en esta ciudad!!
El segundo día cogimos un ferry y en aproximadamente 1 hora nos plantamos en Macao, una pequeña región administrativa del sur de China (wikipedia). Es una antigua colonia portuguesa, y aunque no haya mucha gente que aún hable portugués todos los carteles que encuentres por la calle están en chino y en portugués.
 
Nos metimos en un mercado para almorzar. Al ver cómo preparan los platos te entran ganas de salir corriendo, no es tan higiénico como debería, pero fue sin duda una de las mejores comidas de todo el viaje. Aunque aquí mucha gente habla inglés nos ayudó bastante que nuestra amiga Laura (francesa de ascendencia taiwanesa) pidiera todos los platos.
Subimos a un castillo desde el que se ve gran parte de la ciudad, el paisaje no deja indiferente. Mezcla de estilos y épocas.
 No nos podíamos ir de Macao sin pasar por los casinos. Alucinante la ciudad de casinos que hay aquí. Plantas y plantas llenas de todo tipo de máquinas y juegos en los que apostar. 
Fue un día muy muy largo, cogimos el ferry de vuelta a Hong Kong a las 5.30 am.
Al día siguiente fuimos a un mercado de todo tipo de gangas. Hong Kong es sin duda el lugar perfecto para ir de compras. En el mercado hice una foto a estas camisetas sin saber que a los pocos minutos me perdería de verdad en Hong Kong. Sí, me perdí del grupo (éramos 7 personas), sin móvil, sin mapa y sin tener ni idea de dónde estaba. Tras preguntar y dar con las personas adecuadas conseguí llegar a una oficina de turismo y mi día mejoró. 
 
Visita obligada al famoso pato del artista holandés Florentijn Hofman, del cual tengo fotos desde todas las perspectivas. Y es que parece muy simple pero realmente llama mucho la atención ver un patito gigante en medio del puerto con todos esos rascacielos de fondo.
No muy lejos se encuentra la avenida de las estrellas. Son todos artistas chinos, pero por lo menos hay dos que seguro suenan: Jackie Chan y Bruce Lee.
 
Al día siguiente volvimos a coger un ferry, pero esta vez para ver el gran el gran Buda situado en la parte más alta de la isla de Lantau. El clima no ayudó a ver con claridad al Sr. Buda, pero dejó unas estampas preciosas con un toque místico por la niebla. 
 
Recomiendo altamente que tras ver el Buda des un paseo en barca por la isla, son solo 2 euros y las vistas son preciosas. 
Por la noche quedamos con una amiga Hongkonesa de una de mis amigas, y nos llevó a un restaurante que tiene una estrella Michelin, pero que aún es asequible a todos los bolsillos (creo recordar que eran 5 euros).
 Cogimos un ferry para cruzar al otro lado de Hong Kong y las vistas eran espectaculares. En uno de los edificios había un juego de luces en el que se podía ver primero una playa, después el típico I love HK y algún que otro gráfico más. 
video
El último día visitamos un templo que encontramos por el camino, paseamos por las calles, subimos al Banco de China y como hicimos en Macao nos metimos en un mercado a comer. Ni un solo turista, por lo que os podéis imaginar qué típico era el sitio.
Vistas desde el Banco de China
Templo
Antes de venir a Hong Kong lo que sabía de la ciudad fue lo que vi en Españoles en el Mundo, y aunque con la primera impresión me decepcionó un poco la cosa mejoró conforme pasaron los días. Muy importante también la compañía, todos se han ido ya de Seúl y los echo mucho de menos, pero pronto nos reencontraremos en algún lugar de Europa. 

lunes, 20 de mayo de 2013

¿En qué piensan los jóvenes coreanos?


Una de las asigaturas que tengo este semestre consiste en aprender a hacer buenas presentaciones y hablar en público. Parece una tontería, pero creo que está siendo una de las útiles de mi vida universitaria. 
La semana pasada tuvimos el examen que consistía en hacer una presentación siguiendo las pautas estudiadas sobre el tema que quisiésemos. Yo elegí un tema fácil, España. Y parece que gustó, puede que llevar jamón serrano a clase ayudase bastante. 
En clase son la mayoría coreanos, pero también tenemos chinos, dos finlandeses y un austriaco. El profesor nos pidió que hablásemos de un tema que interesase a los demás y algunos temas que cogieron fueron bastante interesantes o curiosos, sobretodo porque puede que sea un reflejo de lo que le preocupa a los jóvenes.
A continuación tenéis los temas elegidos y algunos comentarios.
Día 1
- Cirugía estética. Es bien sabido que un gran porcentaje de coreanos (ellas más que ellos) han pasado por el quirófano para retocarse algo. Aún no consigo identificarlo, pero muchas chicas que conozco se han agrandado los ojos. Lo cierto (y triste) es que su ideal de belleza se basa en muchos casos en la imagen occidental. El otro día cuando fui a una tienda de ropa y una chica que trabaja allí se acercó a mi alucinando con el tamaño de mis ojos y mi nariz, y no fue la primera vez que me pasa. Al rato me presentó a su amiga (otra dependienta) y me dijo que se había operado los ojos hacía cinco días.
Anuncio visto en el metro. Puedes contactar con ellos incluso por KakaoTalk (Whatsapp coreano)
- Amor entre hombres y mujeres. Fue un chico el que hizo esta presentación. No me imagino a un varon en España tratando este tema. Nos contó que incluso el cuerpo de ambos sexos están hechos para encajar perfectamente, no penséis mal, puso como ejemplo las manos. De aquí también se puede sacar la conclusión de que la homosexualidad no está aún muy aceptada en la sociedad coreana.
- Nacer otra vez y elegir tu pasado, país de nacimiento, actividades...
- Estudiante china: Chino, el idioma más simple del mundo. Me río ante esta afirmación.
- Mis lugares secretos de Konkuk University: Kyung-Won Dang. Sala de música clásica. Glocal cafe.
Sala de música clásica.
- Dieta. Otra muestra de su obsesión por la imagen. Aquí no se nombra mucho el tema de los trastornos alimenticios, pero me da que hay un serio problema oculto.
- Estudiante china: ask yourself. The book of questions. 
Día 2
- Tiempo libre en Corea. Muestra lo preocupados que están por el tiempo libre. Realmente yo los veo muy activos, en la universidad hacen miles de actividades, actividades que son raras de ver en las universidades españolas. Hay muchos clubes de todo tipo (yo estoy en el de la bic :P), y se lo toman muy en serio. Ahora que se acerca el festival de la universidad se les puede ver ensayando a todos horas los bailes y actuaciones que van a hacer. La chica nos mostró la preocupación por la presión que sufren los adolescentes en el colegio y nos recomendó a qué dedicar nuestro tiempo libre. No se entendería esta preocupación en España. 
- Brown breath: spread the message.
- Citas. Esta chica nos recomendó lugares a los que ir con nuestro chico/chica. 
- Festivales de música en Corea
- España
- Cultura china
- Introducción a la cultura china
- Vida universitaria
- Bienvenidos a China
Día 3
- ¿Dónde está el Titanic?
- Diferencias entre Finlandia y Corea
- Estudiante china: Programas de TV sobre citas
- Comida china
- Estudiante china: historia del idioma inglés
- Coreano (Hangeul)
- Finlandés: Nokia
- Austria: Nuevos avances en la tecnología de rehabilitación
- Estudiante china: Eres más guapa de lo que piensas
Se habló mucho del amor, aunque no viniese al caso, de la imagen y el tiempo libre en general. También hablaron sobre estudiar mucho y sacar buenas notas para conseguir un buen trabajo. Casi todos los estudiantes chinos hablaron de su país, lo que hizo que acabase aburriendo un poco al personal.
Me gustaría ver qué temas se elegirían si los estudiantes fuesen españoles. Sin duda, serían muy diferentes.
Nota: Como he comentado anteriormente todo lo que escribo en este blog es desde mi propio punto de vista, de lo que veo día a día. No quiere decir que sea la única realidad o que todo lo que diga sea la verdad absoluta. 
Si queréis saber más sobre mi día a día en Corea podéis seguirme a través de mi perfil de Twitter.https://twitter.com/PalomaenCorea
Saludos desde Corea!!